“A pesar de los desafíos que enfrentan cada día, los mellizos Stephen e Isaac fueron premiados con un lugar en una escuela técnica, lo que fue posible a través de su trabajo duro y del apoyo de la Iglesia Socia de Compassion.”

Para que los graduados de secundaria de escasos recursos, tener acceso a la educación superior, es muy difícil. Tienen que estudiar en una academia preuniversitaria al menos un año para prepararse para el examen de admisión. Esto estaba fuera de las posibilidades de Stephen e Isaac, los mellizos de 16 años. Su padre, que trabaja como mototaxista, no podía ayudarlos mucho. Sin embargo, su proyecto de Compassion estaba allí.

 

CC PE028401681 06 2006

 

“Además de pagar por sus gastos de estudios, hemos contratado algunos profesores y facilitado clases para todos nuestros estudiantes de secundaria. Ellos solían venir los sábados para entrenarse específicamente para estos exámenes de admisión y eso fue una inmensa ayuda para los chicos, que trabajaron muy duro”, dice Rosana Janampa, la directora de proyecto.

 

Stephen e Isaac recuerdan cómo sus clases de “Mi Plan para el Futuro” en el proyecto también jugaron un rol importante. “Realmente no sabía qué quería hacer después de la secundaria, pero aprendí a ponerme metas y a ir tras ellas”, dice Isaac. “Eso me dio claridad y sentí que recibí guía para el futuro y sobre cómo planear a corto y largo plazo”, dice Stephen.

 

CC PE028401681 04 2006 CC PE028401681 03 2006

 

Con todo este apoyo, los chicos se arriesgaron a seguir adelante y vieron su esfuerzo recompensado cuando fueron aceptados en una escuela técnica donde van a estudiar Información Tecnológica y Contabilidad, respectivamente. “Este es nuestro primer gran paso. Con el tiempo queremos transferirnos a una universidad para seguir alcanzando nuestras metas”, dicen los mellizos.

 

“Tenemos demasiadas tareas y a veces el paquete de datos que mi papá compra no es suficiente. El proyecto nos está ayudando ahora a pagar a nuestro vecino por su Internet que estamos usando”, comparte Stephen.

 

CC PE028401681 02 2006

 

Los mellizos han experimentado el cuidado continuo y el apoyo del centro desde los 4 años. Sus padres están más que agradecidos. “No había perdido las esperanzas de ver a mis hijos alcanzar sus metas y llegar más lejos que yo. Ellos se sienten queridos y protegidos por las personas del proyecto. Cuando yo no pude apoyarlos, Compassion si lo hizo”, dice Luis Francisco, el padre.

 

“Nos ayudaron a poner techo al cuarto donde mis hijos hacen sus tareas, y con comida durante la pandemia y con sus pagos de estudios. Y por eso, mis hijos se pueden enfocar en sus tareas ahora”, dice Rosalina, la madre.

 

“Compassion nos ha ayudado mucho. Estamos muy agradecidos”, dicen Stephen e Isaac, “Vamos a esforzarnos en los estudios porque queremos progresar en la vida y ayudar a nuestra familia”.

 

CC PE028401681 07 2006

 “ (...) sé que el SEÑOR sostendrá la causa del afligido, {y} el derecho de los pobres.”.

Salmos 140:12