“Lo que comenzó como un taller de repostería para jóvenes, se ha convertido en una popular panadería en el pequeño pueblo de Monterón, proveyendo entrenamiento vocacional y pan nutritivo.”

En algún momento entre las 2:30 y las 3:00 am del lunes, Fernando se encuentra con su amigo Johanann en la Panadería Pan de Vida. Ambos tienen 16 años y son parte del taller de Panadería que el proyecto PE0373 de Monterón brinda a sus beneficiarios. A las 4:50 am, se les une Yubitza, que tiene veinte años y maneja la caja. El aroma irresistible del pan recién horneado comienza a llenar la habitación y la puerta finalmente se abre a las 5:00 am.

 

Un par de años atrás, el proyecto PE0373 Jesús Nazareno hizo un acuerdo con un centro vocacional del gobierno que ofrece entrenamiento en habilidades como cosmetología, manualidades, electricidad, computación, soldadura y panadería.

 

CC PE0373 Bakery 08 2007

 

“Una vez que los chicos completan todas las clases del taller de su elección, puede conseguir un certificado, no sólo de la iglesia, sino del gobierno, que les puede abrir puertas,” dice el tesorero del proyecto, Carlos. “Nuestros chicos son inteligentes. Sólo necesitan aliento y motivación.”

 

“Nuestros jóvenes no tienen demasiadas oportunidades. Una vez que terminan la secundaria, no tienen más aspiraciones. Sus padres trabajan en el campo y no pueden apoyarles en continuar sus estudios. Dios ha contestado nuestra oración,” dice el Pastor Jaime.

 

El éxito del taller fue tal que comenzaron la panadería. “Antes de Pan de Vida, sólo teníamos una panadería en el pueblo,” dice la directora del proyecto Roxana. “La gente tenía que viajar 20 minutos en transporte público hasta Sullana- la ciudad más cercana- para encontrar buen pan.”

 

A pesar de tener que madrugar, tanto Fernando como Johanann son participantes muy entusiastas del programa de panadería. “He sido parte del proyecto de Compassion desde que tenía tres años,” dice Fernando. “Mi madre estaba en el programa de Supervivencia, y he estado yendo al taller de panadería por seis meses. Siempre le he pedido a Dios que me ayude a aprender nuevas habilidades. Estoy muy agradecido.” 

 

CC PE0373 Bakery 07 2007

 

Los talleres le han dado el deseo de continuar sus estudios. “En el futuro, quiero estudiar Industria Alimentaria en la universidad. Todavía hay mucho por aprender per lo que más me gusta es hacer todo tipo de panes y ver cómo la gente disfruta de lo que hacemos”, dice.

 

Por su parte, Yubitza está haciendo un curso de tres años en administración de negocios en un instituto local. Sus estudios están actualmente en suspenso a causa de la pandemia, pero la panadería se ha convertido en un nuevo proyecto y en una forma de expresar su gratitud.

 

“Lo vi como una gran oportunidad cuando me pidieron que me una a la panadería. Estoy poniendo en práctica todo lo que he aprendido y estar allí es una manera de devolver todo lo que han hecho por mí desde que tenía cinco años,” dice.

 

CC PE0373 Bakery 03 2007

 

“Tuvimos que cerrar nuestras puertas a causa del Covid-19 y las familias nos seguían pidiendo que hagamos más pan,” dice la directora del proyecto, Roxana. “Cada vez que tenemos reparto de víveres para ayudar a nuestras familias, incluimos algunos panes en las canastas. Las familias están muy agradecidas y lo disfrutan mucho.”

 

CC PE0373 Bakery 06 2007

 

La panadería está proveyendo de pan a toda la comunidad y aún las personas de los pueblos cercanos están viniendo. “¡Qué gran bendición es esta! Somos la primera panadería industrial del pueblo. Las autoridades locales han venido a vernos y le están dando una buena reputación a la iglesia por todos lados. Las personas confían en nosotros porque brindamos un buen servicio, buen pan, e higiene, lo que es muy importante ahora mismo,” dice el pastor Jaime.

 

Fondo

 

“Estoy segura de que estos jóvenes están aprovechando al máximo esta oportunidad para seguir creciendo y alcanzar los sueños que Dios ha puesto en ellos”, dice la facilitadora Marleny, “pero especialmente para conocer a Dios como su padre cada día más.”

  

 “ Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Filipenses 4:19